Schadenfreude: Paul Gillman

Dicen que es chimbo reírse de la desgracia ajena. Yo lo encuentro exquisito. Por cierto ¿Cuántos conciertos internacionales de metal han sucedido en Venezuela durante lo que va del primer año de Madu-Rock? Ja-ja-ja