¿Por qué apátrida?

Apátrida no soy, a decir verdad. De hecho, tengo opción a tres nacionalidades. Uso el término apátrida con la connotación que el chavismo le ha dado.

El apátrida, según el chavista, podría ser lo siguiente:

También es un apátrida, la persona que viola los principios constitucionales de nuestro texto fundamental ya citados, que no ama a su país, que despotrica de él, que desprecia los intereses del mismo, que vende sus sentimientos, su hidalguía, su mente, alma, vida y corazón, sesgando el sentimiento patrio y el legado que dejó nuestro Libertador Simón Bolívar y el Comandante Supremo de la revolución, líder por siempre, Hugo Chávez Frías.

Evencio Galindez

Y supongo que soy apátrida por partida doble, porque reconozco gran parte de un texto que se supone se hizo para rebajarme, a mi y a todo aquel que piense como yo, e incluso a muchos que tienen una visión más positiva sobre este país.

Porque la definición evidencia que, si por accidente reniegas alguna parte del “legado” dejado por Bolívar o por Chávez, ya eres un apátrida, lo que encasilla automáticamente a toda la oposición como carente de Patria, por mucho que puedas llegar a quererla, o aunque trabajes más por ella que la joyita a la que he citado.

Por otra parte, la patria es irreal: Es un concepto abstracto, esotérico, que suelen esgrimir los patriotas para cometer estupideces bajo la excusa de defender a la misma. La patria no cuenta con sentimientos, hidalguía, mente, alma, vida o corazón. La patria no es ningún ente personificado al que puedas abrazar y decirle que todo va a estar mejor. La patria no te parió, la patria no es tu madre.

La patria no es más que ese espacio artificial donde tuviste la dicha o la desdicha de nacer, por azares de la vida. La patria no te debe nada a ti, y tú no le debes nada a ella.

Pero no se puede esperar que la manada chauvinista que piensa que la riqueza la genera el suelo y no el trabajo, entienda esto. Ojalá algún día les den un barril de petróleo, a ver de qué les sirve sin procesar -e ignorando el trabajo que llevó extraerlo-.

Por otra parte, Venezuela me produce un profundo asco. No es cuestión de gobiernos ni de política, sino de características bien caladas en la idiosincrasia venezolana que no comparto en absoluto, y que me amargan cada uno de los días que me puedan quedar acá.

Obviamente, aspectos como el oportunismo, el patrioterismo, el conformismo y demás -ismos marvados, forman parte del proceso de elección del gobierno, por lo que no podemos esperar que nuestros cargos más elevados sean ocupados por lumbreras. Es más, Venezuela merece al gobierno de un chofer ignorante y altanero. A ratos pienso que hasta es demasiado.

Porque ya que la patria no son las playas, ni las montañas, ni los médanos, ni el clima tropical, la patria resulta ser un ente artificial creado por el hombre, ese espíritu que conforma su gente; y si una parte importante de la gente se comporta de manera imbécil, por descarte sus representantes elegidos también se comportarán como tales.

Esto a su vez deriva en un gobierno de mierda, que desconoce ampliamente los temas que le competen: Salud, educación, seguridad y sostenimiento de la economía, el comercio y las relaciones internacionales.

Con un amigo padeciendo en un hospital público, con una madre maestra, habiendo sido víctima y amigo de víctimas de la inseguridad, y con un sueldo que cada día me resulta más patético en comparación con lo que cuesta la vida; ya el agarre contra Venezuela se ha hecho personal.

Y es que el país me jode, y me jode a diario. Me jode cada vez que salgo de mi casa, abordo un autobús y asisto a cumplir mis responsabilidades. A veces, ni siquiera debo salir de mi casa para que me joda. Podría echarle la culpa de todo al gobierno, pero como he pretendido explicar, el gobierno no es la causa sino la consecuencia más grande de un problema aún mayor, y ese problema lo tengo plastificado en mi cartera.

Cuando te das cuenta de esto, sólo te queda resignarte a morir de una úlcera -o del disparo de algún hampón, lo que suceda primero-; o trabajar activamente para emigrar. Yo opté por la segunda.

Hoy en día estoy culminando mis estudios técnicos, trabajando en el ramo de mi carrera, y consiguiendo con las uñas aquello que se necesita para emigrar a otra de mis patrias, a donde llegaré con documentos legales y con la firme esperanza de que aquella patria apeste un poco menos, deseando no caer en la misantropía con la rapidez en la que caí en el antipatriotismo.

¿Por qué apátrida? Porque no se me ocurrió un nombre que condense mejor este sentir. Y este blog es una vía de desahogo para el mismo.

43 thoughts on “¿Por qué apátrida?

    1. te leo y no me queda mas opcion que estar en total acuerdo con el amigo de la publicacion, pero no me sorprende para nada tu reaccion, tienes el cerebro tan chiquito que no se puede esperar mas de ti!

    1. a mi tambien, Lo q nos tiene asi es la cultura del mas vivo, del ¿cuanto hay pa eso? del rebusque. Cultura q hace que los que se devuelven con las tablas en la cabeza digan ” es que esos gringos son muy jodios” “es que en Canada eso no sirve”,

  1. Rubén, yo nunca (never, ever) uso ninguna palabra o término vomitada por el cha***** en mi lenguage. It’s just a matter of principles, pero refleja algo que en el Inglés tiene que ver con “resistirse a usar o aceptar los instrumentos de tus abductores”.

    1. Buenos días Orlando. Utilicé el nombre más por afinidad personal que por llevarle la contraria a los chavistas – aunque confieso que también me gusta por lo chocante que les resulta. Llevaba rato buscando un nombre que me identificara a mi y a lo que publicaría aquí, y ese cayó como anillo al dedo.

      En todo caso, ser un apátrida por convicción no es nada malo, cada vez son menos los que creen en las fronteras y en los visados.

      1. Yo soy un venezolano con muchos años en otro país y también comparto la idea de no ser patriota; ni de aquí ni de allá. Somos del mundo y si yo hubiera podido escoger donde nacer, no hubiera sido Venezuela. Hubiera sido donde estoy ahora, por eso estoy aquí. Sí quiero a Venezuela, no tengo nada contra ella. Pero no puedo quererla más de lo que ella me quiere a mi. Por ejemplo: Donde estoy puedo salir a caminar a la hora que me de la gana, por donde me de la gana y no tengo que vivir angustiado que un malandro me va a ultimar, de paso, porque le da la gana. Puedo hacer eso en Venezuela? No. Puedo cambiar eso yo, hacer a Venezuela más segura? No. Entonces; Venezuela me quiere a mi?
        Yo soy de este mundo y yo decido donde coño vivir, claro que las visas, pasaportes y fronteras a veces se atraviesan en tu camino!!

  2. Que tal pana..aplaudo lo que escribes porque me identifico con cada palabra..si no has emigrado todavía hazlo lo mas rápido que puedas..el sentimiento de VIVIR CON DIGNIDAD valdrá la pena todo el esfuerzo..

  3. Ayer en una charla en el VI Congreso Int’l de la Lengua Española , fui a un panel sobre el exilio, y los ponentes panameños, guatemaltecos, y españoles tampoco se consideraban con patria. Uno de ellos (un español entrado en años) dijo muy orgulloso que su “patria era el lenguaje” ; ) y tenían opiniones respecto a la palabra “patria” hasta más duras q las tuyas. Incluso uno (que era canario) se autodenominaba “antinacionalista”.

  4. salu2 usuarios de múltiples sistemas operativos… si bien no soy tannnnnn categórico cómo el pana Gratz, en resumidas cuentas considero que todo lo que dice es terriblemente cierto, y tan cierto es, que muchas veces a la gente no le gusta leer o que le digan la verdad, porque suele ser chocante, pero porque sea chocante, no deja de ser la verdad. Enhorabuena este wordpress

  5. Concuerdo con Gratz totalmente… Sentí lo mismo que muchos al leer y ver que me identifico, al igual que con el Otro Apátrida Consciente, además de que apenas hace dos días escribí algo tan parecido en mi página de Facebook, que les copio textualmente del día 24 de enero: Como ya lo he dicho a muchas personas, aquí lo que hay que hacer es agarrar la plata que se pueda así estén reducidos los cupos, aumente el dolar, sea difícil comprar pasajes, etc, etc, etc, y con eso no titubear tanto e irse pa’ fuera! A donde sea! Lo hicieron muuuchas personas hace cientos de años, con incertidumbre y todo pero lo hicieron, que tanto puede pasar que sea peor que lo que se vive aquí? Esas gafedades que dicen muchos que si en otros países tratan mal a los inmigrantes, y aquí nos tratan bien? Que si hay que trabajar duro? Y acaso no se hace lo mismo aquí? Que si en otros países también hay delincuencia, más que aquí? Nadie pertenece a un solo país, todos somos habitantes de la Tierra y por ende podemos movernos a donde se nos pegue la gana! Que te llamen apátrida, y??? Prefiero eso a vivir en la infinita sosobra y paranoia que genera la delincuencia, y si no es la delincuencia, es que no encuentras un coño de lo que necesitas comprar, y si encuentras algo, cooooolas, y si no haces colas lo pagas bien caro! Y entonces? Que alguien me diga al menos UNA sola ventaja de vivir en este triste país. Punto.

  6. Dios mio jaja…Me senti plenamente identificado con tus palabras, me siento realmente en un pais de mierda. Y yo como persona no estoy dentro de esa mierda (cabe destacar). Ojala, tus reflexiones sirvan para avivar lo que tanto anhelamos que pase —> un peo.

    1. Yo creo que todos tenemos algo de esa mierda, de otra forma se hace muy dificil sobrevivir. Lo importante es combatirla, y que cada cual que logre emigrar no se la lleve a su destino. Siempre recordando la razón por la que nos hemos ido, y su origen.

  7. “terriblemente cierto” buena definición de lo que escribes. No es para sentirse cómodo y feliz con lo que se dice aquí, pero es honesto.

  8. Pana estoy sumamente identificado con lo que escribes. Qué excelente haber encontrado un sitio donde leer vivencias y reflexiones sensatas sobre la situación que está en nuestra cabeza pero no sabemos expresar, ni sabemos cómo canalizar en argumentos. Gracias y seguiré leyéndote.

  9. Llegué aquí por tu magistral artículo “Comunicado sincero…” y cuando leí este sobre los apátridas no me pude sentir más identificado. Hay gente que cree a ciegas que la patria son las playas, las montañas, los médanos, etc… la misma gente que cuando gana una miss venezuela escribe por ahi “que viva venezuela, el mejor país del mundo!”

  10. Me sentí profundamente identificada con lo que escribes… hace 7 años que emigré. Ha sido muy duro, pero valió la pena. Al igual que a tí la patria me jodía la vida a diario.

  11. Chamo, así mismo son las vainas. El patriotismo sirve para que los porbes diablos que marchan delante de mí mueran primero cuando la mierda llegue al ventilador: eso lo aprendí en la Escuela Naval de Venezuela allá en los tiempos de la 4ta República. La Polla Records dixit “en fin veo el paisaje, pero por mucho que veo, no veo crecer países por ninguna parte – un país no es nada, nada lo justifica, ni sus putos muertos, ni sus putas batallas”

  12. Amigo acabo de leerte y al igual que muchos me siento muy identificado con lo que expresas. Me fui del país hace 1 año y se pierden muchas cosas pero al mismo tiempo se ganan muchas mas. Por una parte uno pierde de estar con su Familia(que es lo mas importante) y tus amigos de toda la vida, pero por otra parte ganas y ganas muchísimo. Aparte de todas las cosas que he aprendido(que antes no hacia ni de vaina porque vivía con mama y papa), me he acostumbrado a vivir en un país seguro con todo a mi disposición sin preocupaciones con un día a día muy alegre y ligero en el que me da tiempo para hacer todo lo que quiero hacer y pare usted de contar. Venezuela es de los países mas ricos y mas bonitos del mundo con un paisaje impresionante, que suelo extrañar de vez en cuando, pero al fin y a cabo esos son cualidades que tiene el país provenientes de la naturaleza y no hechas por el hombre. Con esto quiero decir que si bien puede ser de los mejores países del mundo, no lo es por culpa de nuestra sociedad y la mentalidad tanto de los mediocres como de los oportunistas que han hecho a lo largo de la historia pura basura en el país y no vainas arrechas de verdad. Para finalizar, amigos que estén entre irse o no irse, mi consejo es que a la mínima oportunidad que tengan de salir, salgan! Porque tristemente pienso que la Venezuela que todos soñamos vivir no será posible verla ni con este gobierno ni con cualquier otro.

  13. Yo tengo dos nacionalidades. Siempre he sido marcadamente idealista, pero desde un principio ya había considerado lo que dejas escrito aquí: «La patria no es más que ese espacio artificial donde tuviste la dicha o la desdicha de nacer, por azares de la vida».

    Sin embargo, y tomando lo que dijiste inmediatamente después del fragmento que cito, y sin tener en cuenta ninguno de los «ismos marvados», es curioso que ante otro país tengamos siempre la predisposición de «bajar la cabeza». Esto lo digo dentro del contexto del departamente de inmigración de cualquier potencia, y es que, consciente o inconscientemente, damos paso al sometimiento, a un miedo intrínseco, y a un sentido del asco hacia uno mismo y hacia todo lo que uno representa.

    No podría decirlo si yo mismo no lo hubiera sentido, y debo confesar que al ver «Argo» (2012) lo único que disfruté fue la persecución final. Perverso, podrían etiquetarme. Pero para mí sólo era una especie de justicia poética, dado que sólo se había dado bajo el marco de la ficción. Recordé la larga cola que hice, los constantes ir y venir de distintas columnas de espera para llegar frente al operador y poder entregar todos los documentos necesarios. Todo ello para luego volver a quitarse los zapatos, quitarse todas las piezas de metal, ver los rostros inexpresivos, y bajar la cabeza de nuevo.

    Quizá la idea de un orden estricto en un suelo «donde no tuvimos la dicha de nacer por azares de la vida», es nada más y nada menos que la idea certera de un país donde las personas son felices, y por ende, donde uno tiene todas las de ganar tan sólo si aliena a la sociedad ya constituida. Muy bien, una esperanzadora premisa para empezar.

    Me pregunto si en todas esas patrias extranjeras a nosotros existe o no el patriotismo. Si existiese sólo habría una razón admisible para ello (según nuestra concepción como individuos de un «gobierno de mierda»): en un gobierno que otorga paz y seguridad, y todos los productos básicos, ¿quién dejaría de ser patriota? Sería una forma de indignación infantil ante los ojos del mundo, de un desagradecimiento vano, vulgar incluso. Si no existiera sólo habría una razón admisible (según nuestra concepción): en un gobierno de tales actitudes sublimes, mencionar siquiera una postura nacionalista sería un insulto abiertamente hostil a la concepción de la economía y de las relaciones exteriores con las demás patrias.

    De cualquier manera, se justificaría la situación extranjera y no hay nada erróneo en ello. ¿Cómo se podría desprestigiar el pedazo de suelo «donde no tuvimos la dicha de nacer por azares de la vida» y en el cual se tiene la mayor parte de las esperanzas? Eso sería demasiado hipócrita para el emigrante. Insoportable, un mero acto de vanidad, de rebeldía juvenil. Porque la respuesta como dije, es «bajar la cabeza»; aceptar cualquier obstáculo que imponga el que con orgullo se yacta de haber nacido donde tenía todo para ser feliz. En fin, un acto de sometimiento. Y aunque en esas otras patrias de «gobiernos rosas (¿lo contrario a la mierda en cuestión estética, no?)» no existiese patriotismo, el emigrante defendería de cualquier manera pausible al suelo que se abrió para recibirle. Es cuestión de retribución, del «pay it forward». Y no podemos recriminarles por ello.

    Sólo sustituyó un suelo «donde tuvo la desdicha de nacer» y renegó de un «gobierno de mierda» para buscar su propio bien. Como decía Virulo: «Aquí no hay vida si no es con F.E. (familia en el extranjero)». Ese podría ser el lema del emigrante y de sus familiares cercanos.

    Yo tengo dos nacionalidades, pero aparte de resignarme, me atrevo a guardar esperanzas no en el pedazo de suelo en el que tuve «la desdicha de nacer», sino en los demás que han pasado por lo mismo, y siguen aquí. No apruebo las protestas, pero al menos de esa forma demuestran que prefieren quedarse antes que buscar una patria extranjera, y ser inmigrantes.

    http://jsaaopinionpersonal.com/2014/02/13/venezuela/

    1. Luego de bajar la cabeza tantas veces ante unas autoridades abusivas, uno se acostumbra a bajar la cabeza en cualquier aeropuerto ¿No te parece?

      Comparar el procedimiento estándar de revisión en Maiquetía con el de los demás aeropuertos es mear un poco fuera del perol. Puedes revisar el testimonio de Patricia Janiot. Luego recuerda que por eso pasa una parte importante de todos aquellos que salen del país, sean nacionales o extranjeros.

      Haber tenido que bajar la cabeza acá, delante de tus compatriotas, tus “aliados en el mundo”, como que te suaviza el tener que bajar la cabeza afuera.

      Cada día la gente de este país me otorga más razones para renegar de este pedacito de tierra, bienvenido al bloque.

      1. Reniega de lo que quieras, ahora formas parte del gran bloque de personas que se consideran desdichadas por haber nacido en Venezuela. ¡Qué novedad y que gran orgullo para quienes te reciban!

      2. Nada que ver, yo siempre recelo de aquellos que sienten orgullo más allá de sus méritos individuales.

  14. Amigo, si bien tienes razón en muchas de las cosas que dices, considero que podrías expresar lo mismo de una forma más “diplomática”, por así decirlo.
    Personalmente para mí son ajenas todas esas costumbres que dices tildan a los venezolanos, por lo menos yo, no las tengo (aunque reconozco que la mayoría sí).
    Creo que en todos los países hay personas oportunistas y “matraqueras”, sólo que el “sistema” que impera en este país propicia a que se proliferen…
    Para cerrar, creo que cada quien es libre de buscar su “patria”, ésa que se parece más a su esquema de valores y principios, y no necesariamente tiene que ser en la que naciste….

    1. Sí, créeme que me esfuerzo por suavizar mi verbo, y este blog es lo mejor que he logrado al respecto. Sé que aún me falta.

      Y es exactamente eso, el sistema en Venezuela casi te obliga a hacer uso de toda la mala maña descrita antes. Obviamente, no todos los venezolanos somos así. Es algo que debemos dar por sentado.

      Saludos.

  15. Debo confesar que tu articulo me pego en el corazón, no se si por cierto o por ser inocente y sentir amor por este pedazo de suelo en el que me toco la “desdicha de nacer”. Leí los comentarios uno por uno, y creo que siempre ha sido un error de los venezolanos mirar solo los errores que hay afuera de nosotros, decir “la mayoría son así pero yo no” “este país es una basura por la gente” etc, pues si bien es cierto, todos somos responsables en conjunto de que sean estos incompetentes los que nos estén gobernando, de que no se proliferen las buenas costumbres, pareciera que no somos capaces de mirarnos a nosotros y decir “bueno, y yo, que es lo que he hecho mal?”. En fin, todos somos ciudadanos del mundo, pero considero importante el sentir por ese pedazo del mundo del que te toco obtener identidad.

    Es bueno que aun queden sitios en el que puedas leer opiniones distintas y dar tu punto de vista en sana paz.

    Un abrazo.

  16. Bueno muchachos cada uno tiene su razón para estar preocupado o salir del país buscando nuevos horizontes porque en Venezuela el único horizonte es sobrevivir, pero no debemos olvidar a nuestro país y cuando quepa la posibilidad de hacer o decir algo que ayude a un cambio de país futuro para los que no puedan salir, ayudemos con cada grano haremos una montaña.

  17. Leer tus razones para autodenominarte Apatrida, me hizo pensar en mi misma. No pudiste reflejar de mejor manera el sentimiento triste que me embarga. Si, es triste.. porque cada dia que veo a mi alrededor siento que lo “malo” de esta cada dia peor manera de ser del venezolano (por supuesto quizas salvo excepciones) no va a cambiar para mejorar, sino todo lo contrario.. vamos cayendo en una espiral de anarquia donde realmente todo el mundo hace lo que le da la real gana.. no hay respeto por Nada. Y como ver esto me enferma.. entonces cada dia cuento los dias que me quedan aqui…….

    1. como anecdota.. me falto agregar que hasta perdi una “amistad” solo por el hecho de que en mis menos poeticas palabras.. renegaba cada dia.. de todo lo mal que veo a mi alrededor. .y que por desgracia, arropa cada vez mas a lo poquito bueno que va quedando. La amiga en cuestion me recrimino : tu no quieres a tu patria? esta es tu patria.. no? porque criticas a “Venezuela”?.. no se a que concepto de patria o Venezuela se refiera ella. Solo dire que de Venezuela, el pais donde nacia para bien o a para mal , admiro su geografia. Lo demas es completamenta ajeno a mi. Naci y me crie aqui.. pero es como si hubiera caido aqui por casualidad … jamas me adapatare.. por tanto para mi la patria es ese lugar donde te sientes identificado, donde por lo menos puedas ver orden, donde se cumplan las leyes por lo menos moderadamente, donde haya respeto ciudadano.. y donde no tengas que caminar mirando por el rabillo del ojo en un estado perenne de defensiva.. Gracias por permitirme expresar algo que a veces es muy dificil exteriorizar con otras personas sin ser visto con el ceño fruncido.O peor aun , ser insultado

  18. Tal cual.. es donde te sientes pertenecer.. no donde sabes que jamás te vas a adaptar.. sabes que yo siento eso desde pequeña muchos d la familia de mamá me decian sifrina porque yo siempre medio aislada de cosas q son “cheveres” para ellos y yo sufría. De pronto se bebian un refresco una cerveza en la playa y lanzaban la lata y yo iba la recogia y la guardaba hasta llegar a botarla en la papelera y esto para ellos era: ay sii pero q ridicula jajaj… cuando salí del país extrañaba a Venezuela pero las cosas hermosas la música nacional el Avila el café el chocolate la gastronomía y algunos de los míos pero nada mas, me sentía realmente feliz y plena solo por aquella sensacion maravillosa de no temer en la calle de estar hasta muy tarde sin preocuparme y realmente caminar cuadras disfrutando los alrededores…y cuando me toco regresar cai en depresión.. lo peor de todo es que muchos q calzan perfectamente aquí se van y llevan su mediocridad en el bolso y es por eso que nos meten a todosen un saco pues muchos no saben convivir

  19. Colega apátrida; con toda mi absoluta solidaridad de perro callejero, te doy las gracias por tu blog, que acabo de descubrir; y comparto contigo tres links de mi propio blog.
    1. No es para tanto: https://mejmamenteyo.wordpress.com/2013/11/18/no-es-para-tanto/
    2. Me saquearon el alma: https://mejmamenteyo.wordpress.com/2013/11/12/me-saquearon-el-alma/
    3. ¿A dónde está el hogar? https://mejmamenteyo.wordpress.com/2013/12/06/a-donde-esta-el-hogar/

    Saludos.

  20. Pana, yo creo que el hecho de que algo sea artificial no lo hace IRREAL. Hablaste del valor del trabajo, este es artificial porque viene del hombre. Lo que hacen los hombres hace parte de la realidad; está bien, no es igual a lo que produce el suelo, pero repito, artificial o abstracto no lo hace irreal. Una patria, o para mí, nación, es producto de la asociación de las personas, sigue siendo algo que existe.
    Del resto estoy de acuerdo contigo acerca de la “mayoría” de los venezolanos.Saludos

  21. Interesante presentación. En realidad todo lo que comentas no sólo está en la idiosincrasia venezolana, sino que es parte de la latinoamericana.

    Acá en mi país, luego de tener gobiernos “de derechas” se le ha cogido asco a todo lo que no huela a socialismo, cuando esa misma gente es la que nos gobierna (no directamente por supuesto). Si bien hay cosas que han mejorado, es innegable que lo mejorable (por decirlo suavemente) es mucho más y es por eso que provoca arcadas que acá exista un sector que con el cuento de la “patria grande” y buscando enemigos externos se exalte a los triunfos del “Socialismo del Siglo XXI” y al modelo venezolano.

    Que bueno encontrar con la opinión de un apátrida.

    Saludos desde Ecuador.

We just went full Aporrea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s