Hay vida después de Venezuela

Llevo tres meses y unos días en mi nueva ciudad.

Alquilamos un monoambiente en el centro, contrato a un año. Cercano a todo.

Mi esposa empezó a trabajar a los diecinueve días de llegados. Yo, al mes y medio. A mi me costó más encontrar al principio, ahora son dos las empresas me tienen en caja.

Ninguno de los dos hemos tenido que limpiar un baño aparte del nuestro. De hecho, nuestros tres empleos se relacionan con lo que hemos estudiado o ejercido en Venezuela.

Tenemos dos sueldos fijos y uno al destajo. De los dos fijos, empleamos uno y medio para pagar alquiler, electricidad, gastos comunes, telefonía e internet, impuestos municipales, comida y transporte. El restante más los ingresos extra que percibiré como freelancer, pues, no sé. Equipar la casa, ahorrar quizá. Nos resulta extraña esa sensación de que te sobre plata al final del mes.

Nos hemos planteado, a mediano plazo, mudarnos a un apartamento de varios ambientes, comenzar de nuevo la facultad, ahorrar en el Banco Hipotecario para la compra de una casa, evaluar la factibilidad en la compra de un auto, entre muchas otras cosas chicas que iremos adquiriendo o mejorando pronto.

Todo esto, en tres meses. Lo que Venezuela nos negó en diez años de vida productiva.

Sobre este blog

El propósito inicial de este sitio parece haberse esfumado de pronto: ya no siento la necesidad de desahogarme con palabras feas de la realidad que me azotaba a diario. Mi mayor preocupación pasó de ser conseguir algo para llenar la nevera y evitar que me peguen un tiro, a que pierdo un ómnibus al trabajo cada vez que salgo de casa y que me toca esperar unos minutos a que pase el siguiente.

Dejé de sobrevivir para conocer la vida en su versión completa, pensamientos menos punzantes empiezan a hacer vida en mi cabeza, y puedo salir de casa con la certeza de poder regresar con una sonrisa en el rostro.

Y por más que he intentado, por el bien de este espacio, de acumular la ira necesaria para un post de esos que abundan acá, pues no he podido.

Así que pueden pasar dos cosas: O aprovecho este sitio para mis futuras prácticas en la facultad de comunicación -lo que se traduce en un cambio hacia un enfoque más ponderado, más orientado a la investigación-; o simplemente dejo que se enfríe, como tantos otros proyectos en el pasado.

En cualquiera de los dos casos, la ¿pasión? de entradas anteriores, puede que se ausente al menos por un buen tiempo.

Gracias a todos, seguidores y detractores, por ayudar a que esto haya sido lo que es. El camino deja de ser de tierra, ahora nos toca rodar sobre pavimento. Los que quieran continuar a bordo, sean bienvenidos.

¡Un abrazo!


23 thoughts on “Hay vida después de Venezuela

      1. Se llama Uruguay donde se fue y no es un paraiso. En realidad ningun sitio en el mundo es un paraiso para los extranjeros, a menos que seas millonario pero de dolares, o mejor no porque el dolar esta como el bolivar, USA imprime la moeda como loco y ha logrado una deuda trillonaria hoy en dia, pero en fin casi cualquier cualquier moneda es mejor que el bolivar. En fin, Algunos tienen suerte y otros no. Asi es la vida. Se acabo la epoca de los inmigrantes especialmente de paises europeos despues de la guerra para comenzar de nuevo. Se acabo la epoca de la inmigracion para las clases bajas en buscas de mejores horizontes, eso ya no existe por la hiperinflancion mundial y esta tarde o temprano empezara a cobrarnos a todos y el estallido social sera tan grande que no habra ni gobierno ni ejercito en el mundo que lo pare. En fin, te felicito y que Dios te guarde (aunque creo que eres ateo pero igual te deso bien)

  1. Felicidades ya yo pase por eso. Luego tendras “problemas de primer mundo”. Yo de vivir en un basement a tener mi casa un carro para mi trabajo y otro para mi, ambos pagos, tener un plan de ahorro para la vejez y lujos como vacaciones.

    1. Ciertamente, muchos hemos pasado por eso. Tenemos 7 años viviendo en Australia y el proceso es el mismo. Tus problemas se convierten en otros, ya no te da miedo manejar con el vidrio del carro abajo y luego encuentras que tu problema mas grande es que perdiste el autobus como mismo dices, o que la señal de wireless en la casa no llega al cuarto. La seguridad personal, salud, ahorros, educación, alimentos y necesidades basicas quedan cubiertas (y a tu alcance), asi que dejan de convertirse en la principal preocupacion (piramide de Maslow, quizas?).
      Te deseo el mejor de los éxitos, he conocido muchos venezolanos fuera que con sencillez, trabajo duro y flexibilidad (cualidades que nos caracterizaban como sociedad antes de esta debacle) han llegado muy lejos. Bienvenido al nuevo mundo.

  2. Me alegro muchísimo por tí brother. No nos conocemos en persona, aunque si a través de Guido, me caes bien y te deseo lo mejor para tí y tu pareja; tú y Guido son excelentes ejemplos de superación y de nuevos y exitosos comienzos.

    Yo hasta ahora mantenía mi postura de quedarme, pero la verdad estoy asqueado ya de tanta basura que se vive acá, no solo la situación, también la gente, así que también ya está en mis planes emigrar en un futuro que espero se más próximo de lo que planifico. Ojalá tenga resultados similares, sus experencias al menos me sirven de motivación e inspiración.

    Saludos y que sigas avanzando, che-pana🙂

  3. Podrías hacer un diario post-traumático de cómo contrasta la vida allá con la vida en Venezuela. Eso sería interesante. Pequeños detalles como los recuerdos del terror de una moto que se acerca a cómo lo vives ahora.

    1. Traumas posteriores, pocos. Lo más difícil es recibir noticias de mi madre y de lo rápido que se les ha degradado la vida.

      Lo que he pensado es explicar, más detalladamente y con mayores referencias que las que puedo ofrecer en conversaciones orales, la situación venezolana para las personas de a pie.

      Acá se dan muchas cosas por sentado , cosas que en Venezuela ya son extraordinarias, como comprar un auto, llenar un tanque de gasolina o lidiar con la policía. Cuesta creer lo que allá sucede, y no les culpo.

      1. A mi también me ha pasado al tratar de explicarle a alguien que ha vivido toda su vida en primer mundo, en que consiste el problema en Venezuela y como ha logrado llegar a la situación en la que está. Muchos me preguntan lo mismo: como un pais con un clima tan estable, sin estaciones. Con una capacidad para producir petroleo tan grande, y con una ubicación geográfica envidiable por muchos; se encuentra en problemas ahora de la magnitud que sabemos. Muchos no entienden que significa eso de no poder cambiar dolares libremente en el banco o hacer un wire transfer a otro pais por la cantidad que quieras. Y al final te das cuenta que muchas de esas cosas las entendemos quienes las hemos vivido.

        Luego te pasa tambien que empiezas a dar por sentado (con el tiempo) las cosas que funcionan normalmente alli (aunque varía de pais a país): El correo llega y llega a tiempo, ir al banco no te toma mucho tiempo y puedes hacer muchas cosas online. Cambiarle el seguro al carro lo puedes hacer en una oficina y no te piden hacerle experticia al carro para saber si ya esta chocado. Puedes votar en las elecciones locales y nacionales por correo (!!!!!)

        En fin, el asunto es en mi opinion, que terminas valorando mucho de lo que aqui dan por sentado, porque sabemos la diferencia de lo que significa carecer de eso. Pero puedes dedicar tus energías a planificar y trabajar por tu futuro en lugar de para sobrevivir, sabiendo que tienes los medios para conseguirlo.

        Saludos

      2. Hola Ruben, yo pasé por todo eso hace ocho años que nos fuimos… para mi ha sido muy duro porque el país donde estamos no me permite que trabajar en mi profesión, por estar reservada a nacionales. Ansío desesperadamente que llegue el día de mi naturalización para hacerlo.
        No tienes ni la mas remota idea de lo que es trabajar en algo que simplemente te toca y punto, has tenido buena suerte de conseguir algo en tu misma área de conocimiento, yo por mi parte tuve que diversificarme.
        Te digo que en estos años no he lavado otro baño que no sean los que yo uso: hoy lavo los cinco baños de mi casa… porque cada habitación tiene un baño, el cuarto de servicio tiene uno y también hay un baño para visitantes… es extenuante eso de lavar cinco baños, ya veras cuando compres tu casa.

      3. Pero no dejes morir este espacio… nos hacen faltan tus ácidos comentarios; claro que ya no serán tan directos porque estas fuera pero esta idea tiene sus adeptos y seguidores como yo…

  4. Lamenté que al pasar fugazmente por Montevideo, la agenda d trabajo no me permitió llamarte para conversar. Leyendo esto creo que hice bien: he recomendado que es bueno des-obsesionarse si la partida es voluntaria. Lo contrario amarga en contra de las circunstancias.

    Me alegra mucho que estén bien y se sientan mejor.

    1. Al contrario, Guillermo. Me habría encantado conversar un poco. Dorothy vino, y obviamente Venezuela fue tema de conversación, y la pasamos muy bien.

      Para la próxima será, un abrazo.

  5. me alegro mi pana, te deseo muchos exitos en tu nueva vida. Asi como tu, planeo irme del pais, aunque estoy tratando de convencer a mi novia, ya que esta esta renuente a esa idea. Pero al llegar el momento, asi sea solo me ire, como muchos en este foro comentan, ya esto da asco, la delincuencia, los polichoros, no puedes aspirar a lograr tus metas de independenciay prosperidad. Ahora mas que nunca me animo a irme. Felicidades y gracias..

Los comentarios están cerrados.