“Yo no me voy a ir a otro país a pasar trabajo”

Ella se levanta todos los días a las 4 de la mañana. Saca a los perros, despierta a su hijo menor, prepara el desayuno -y a veces el almuerzo-, vuelve a despertar a su chamo, se baña y se arregla, pelea con su hijo para que se aliste, prepara sus carpetas y sale a esperar el autobús que la llevará al trabajo, al cual espera durante media hora. En la parada habitual, consigue a una muchacha en shock: Hace no más de cinco minutos, unos motorizados le arrebataron el celular, arma de fuego mediante. No son ni las seis de la mañana.

El viaje es tortuoso: El conductor, orgulloso integrante de la tan celebrada clase popular venezolana, ha decidido que quiere que en su unidad suene un disco de vallenato a todo lo que da la buena inversión que ha hecho en el sonido de su autobús. Inversión, por cierto, muy superior a la realizada en carrocería, tapicería, herrería o mecánica. Lo que realmente importa, es que la lata oxidada que conduce sea capaz de competir con sus colegas durante el trayecto muerto de la ruta, para ganar y así asegurar el dinero de los pasajeros en las paradas posteriores, donde el autobús se tomará su merecido descanso, viajando a 10 km/h abarcando toda la vía.

Todo esto toma más de media hora, en un viaje que no debería durar más de quince minutos en el tráfico ligero de las mañanas insulares.

La maestra se baja de aquella lata mierdosa, y camina por el frente del Comando de Guardia Costera del Destacamento 76, ese recinto repleto de caballeros de armadura verde, aquellos que fueron incapaces de evitar que, hace apenas unos meses, la golpearan en la cabeza con una pistola para quitarle el celular, a no más de dos cuadras de allí. Al final del fortín, estaría su destino: Su trabajo.

Una escuela nacional, ubicada en el barrio más candela del destino más chévere de Venezuela. Una escuela escoltada por el Comando ya mencionado por un lado, y el Centro de Internamiento Los Cocos por el otro: El penal de menores del Estado, donde hace dos meses ocurrió un prolongado motín en el cual, entre otras cosas, varios reclusos armados brincaron hacia la escuela con la intención de tomarla.

Vale acotar: Lo de la toma nunca se supo. No hubo autoridad estadal, medio privado o cuenta de Twitter que haya dicho algo al respecto ante la opinión pública. La maestra que fue encañonada por los delincuentes en fuga no se ganó ni un tuit por el cagazo: Todos los pajaritos azules estaban pendientes de los chamos que valientemente estaban acampando en La Redoma.

En esta escuela, la maestra permanecerá trabajando con más de treinta niños desde las siete de la mañana hasta las cuatro de la tarde, sin descanso alguno, forzando a su paciencia y a su voz ante esa pequeña masa que, fuera de dicho lapso de tiempo, permanece expuesta a un entorno de padres ausentes, hacinamiento, delincuencia juvenil, violencia doméstica física y sexual, y ausencia de ley – los muchachos de verde están demasiado ocupados estando pendientes de estos chamines del este que estuvieron jugando a la Resistencia.

Todo esto, a cambio de un salario de mierda que, con una maestría encima, no le llega ni a los talones al costo de la vida, pudiendo bandearse gracias a lo conseguido en tiempos menos decadentes, y a la venta a domicilio de productos de belleza.

Terminada la jornada bolivariana, repleta de piojos, papeles, conflictos laborales y supervisiones que se la dan de importantes, la maestra toma el mismo camino que la llevó allí pero a la inversa, esta vez con tráfico, calor, y no pocas veces colas para conseguir algún alimento que no hay en su casa.

Agotada, llega a su hogar, sólo para enterarse de que su hijo menor tiene un problema con un compañerito de clases: Ese que está bajo régimen de presentación y que fue readmitido a regañadientes en el liceo por órdenes del CDMNA. Ese que vive al frente de su trabajo. Ese cuyo prontuario, la maestra conoce muy bien. Ese que no puede ser expulsado del liceo privado al que ella paga para que, ilusamente, no le toque a su hijo vivir, en algún instituto público, las experiencias que ella vive a diario.

Las horas que le quedan del día, la maestra debe invertirlas en planificación escolar, en la redacción de informes para cualquier cantidad de instancias internas y externas, en la elaboración de proyectos, en la transcripción de notas, de estadísticas, de boletines… Y de su respectiva impresión. Ni la impresión, ni estas horas extra de trabajo en casa, se le retribuyen a la maestra de alguna manera.

La maestra sabe que vive en el mejor país del mundo, aunque lleva meses sin disfrutar de lo único bueno que éste tiene: El territorio que le tocó. No tiene tiempo de ir a una playa, o de subir la montaña -donde, por cierto, llevan años atracando-, o de viajar a sentir la nieve o la selva. Todo su tiempo se va en ganarse la vida. Esta vida que les he contado, y que se repite todos los días.

Pero, por alguna razón, con todo esto y lo que falta por comentar, “Yo no me voy a ir a otro país a pasar trabajo” son las palabras con las que la maestra le responde a su hijo mayor, cada vez que éste la emplaza a que se vaya preparando para evacuar Venezuela.

“Yo no me voy a ir a otro país a pasar trabajo”.

No subestimemos a la zona de confort: No importa qué tan jodido pueda estar todo. Mentalmente, siempre va a ser más sencillo habituarse a toda la mierda, antes de buscar un cambio radical a cualquier costo.

Y más importante aún: No los juzgues, que a ti tampoco te tocará fácil.


21 thoughts on ““Yo no me voy a ir a otro país a pasar trabajo”

  1. Yo vivo fuera desde el 2007. Mi hermano y su esposa (ambos medicos) no han querido irse para Espana (ya homologaron los titulos) para no pasar trabajo por alla. El ancho no esta en el monte si no en la mente

    1. ¿ Para no pasar trabajo en España ?…………Será que sus títulos de ” Médicos ” no valen para nada aunque hayan sido homologados. En la práctica se verá su verdadera ” formación ” y por supuesto, no los contratarían al ver sus ” conocimientos “.

      1. Poco sabrás de la formación del medico Venezolano, es fácil hablar de lo que no se sabe, y juzgar de lo que no se tiene conocimiento! si fuera tan mala la educación médica venezolana sencillamente no habría homologación! las decisiones de cada quien deben ser respetada, la democracia no solo es un sistema político se transforma en una filosofía de vida naciente del libre albedrío, el médico que se va tiene herramientas para triunfar en el exterior, pero tiene obstáculos que superar en la ciudadanía, cultura, costumbres; que cada quien sabrá si esta dispuesto a superar, el médico que se queda tiene herramientas para triunfar en el país, pero tiene metas que superar, inseguridad, inflación, salarios de tristezas, escasez; que sabrá cada quien si puede superar! Si el que se va de su país siente que es mal profesional poco tiene esto que ver con la situación del país o con su decisión de irse o quedarse con tal somos antes de estudiar y no estudiamos para ser algo! Personalmente que conozco de los pensum y de las universidades que imparten medicina en Venezuela Grande son nuestros médicos y en lo que decidan tan solo me queda respetarlos.

      2. Luego de saber un fragmento de lo que tienen que hacer los médicos de vocación acá en Venezuela para trabajar, cualquiera estaría peleándose para contratar a un Mac Gyver de esos.

  2. tu debes estar amargado o te acostumbrastes a esta mierda de vida si esto es vida… .. quedate tu, en otra parte se vive mejor que aqui… hasta barriendo un restaurante chico en paz… aqui tu no sabes si sales y regresas. aqui o hay ley aqui ya no hay nada… no te has dado cuenta… quedate. acostumbrate al insulto a la amenazatoditos los diitas de l mundo, desayunas con politica almuerzas y cenas con cadenas amenazas de cabello, , a hacer colas para todo… maravillosa tu vida no llegaras ni a los 40… chao vale te deseo exitos…

  3. Ya la misma frase ” Yo no me voy a ir a otro país a pasar trabajo ” lo dice todo.
    A la mierda también la gente se acostumbra y más cuando son personas comodonas que viven del cuento , de los subsidios y sin dar un palo al agua.
    Son espíritus fracasados y frustrados que solo tienen en la mente su resentimiento………..Vamos, esa frase es el símbolo de la vagancia y del sometimiento mas absurdo

  4. A gente como esa señora, no le ha llegado el evento que termine de llevarla a lo que se llama “punto de quiebre”, donde finalmente aceptarán que su zona de confort actual es una mierda.
    Lamentablemente los chavistas tenderán a usar las excusas más estúpidas, rebuscadas, recalcitrantes y chocantes para justificar y perdonarle todo a su “caudillo supremo”.
    Llegan a su punto de quiebre cuando ocurre el evento que he mencionado antes, que yo nombro más o menos como “la revolución le llegó a ella”, que son cosas que realmente no se le desean a nadie que le pasen (Bueno, a los jerarcas de la cúpula podrida roja sí les deseo que les llegue a ellos la misma revolución que ellos le dan al pueblo)

  5. Esta claro que en Venezuela hay un nivel alto de conformismo, que ha sido uno de los peores efectos que tienen lo Venezolanos, pero se han puesto a pensar que en la mayoría de los casos simplemente están huyendo de Venezuela para evitar el problema en ves de enfrentarlo? Simplemente, en la mayoría de los casos están traicionando a la gente buena que vive en este país y a tu patria, en vez de luchar por algo mejor, ojo con esto no estoy diciendo que existan casos especiales donde emigrar es la única opción, pero para mi son pocos los justificables. Ahora, no se han puesto a pensar de que parte de la culpa la tienen los que se van del país? esto debido a que muchas veces subestiman el poder que tiene una sola persona, no se imaginan que tan alto y que cosas tan inmensas puede lograr una sola persona, ahora les hago otra pregunta, que pasaría si al país que se mudan le agarra la plaga del socialismo o comunismo? se van a otro país y listo? y si ese también lo agarran? Señores tenemos que luchar por lo nuestro, por lo que queremos, de otro modo muchos vendrán a jodernos y simplemente nos iremos JODIDOS con el rabo entre las patas, saltando de rama en rama como los gitanos.

    1. Te parece bien que la inseguridad no es una razón de peso para irse del país? Comparto tu idea de que hay que luchar por lo nuestro, pero hay gente que se cansó de luchar y los que lo intentaron están exiliados, presos o muertos. Yo amo mi país, pero decidí que mi vida vale más. Y el problema fundamental de Venezuela no es el socialismo que tenemos, esto pasó como consecuencia de años y años de gobiernos corruptos y venezolanos cómodos.

      1. Totalmente de aucerdo con Melanie, hay venezolanos que se cansaron de luchar, y arriesgan su vida, eso no puede ser.. hay millones de ciudadanos que no responden ni reaccionan ante laS DECISIONES SOBRE LO QUE OCURRE EN vENEZUELA

    2. Cierto Jonathan, el venezolano ha tenido que buscar otro país donde vivir, se entiende, hay que pensar y decir: me voy a buscar una mejor calidad de vida, pero nunca se dice que no voy a regresar a este mierda del país como Venezuela, porque no se sabe en cual momento tenga que regresar porque a un país de Europa lo tome la crisis económica tipo España, o un comunismo, o una invasión tipo Ucrania con Rusia. o comunismo como en Ecuador, o que jo soporte el clima tan frio de Canada, ..hay que luchar por lo nuestro, libertar al país de toda peste comunista.

    3. Dame una buena sugerencia por la que la gente que puede y quiera mejorar su calidad de vida no debe hacerlo? Dime que no hemos intentado como bando opositor en 15 años. Si me das la solución real, efectiva y útil a mediano plazo, entonces yo misma no emigro y de paso te ayudo a hacer campaña de patriotismo. Creo que eso de que debemos resistir ya es un disco vencido.

  6. Mas allá del terrible gobierno el país se construye con el ejemplo a diario no critico a quien se va pero es despreciable quien desde una computadora en otra parte del mundo escribe ”Venezuela es una mierda ” aquí quedamos muchos chamos que crecimos en medio de la terrible política de los dos bandos durante todos estos y vemos mas valioso quedarnos aquí crecer estudiar emprender pese a todas las limitación que debemos sortear por la terrible situación que vivimos y ser el ejemplo diario de lo que debería ser nuestra ciudadanía . zona de confort es estar detrás de una computadora y solo despotricar de nuestro país , preguntarse cuando se va a acabar esto? en vez de preguntarse que hago yo para cambiar las cosas, aquí quedan personas valiosas que día a día luchan por ser mejores y por surgir , eso es lo que vale no los conformista de ambos bandos lo que se conformar con abandonar su país a cambio de algo y los que se conformar con quedarse estancados sin querer crecer mas alla de las limitaciones

  7. Pienso q muchas personas q hemos emigrado pueden ser calificadas por venezolanos q se han quedado en el pais, pero constructivamente ya q hay tipos de emigraciones, por ejemplo mi caso me fui hace 15 años cuando toda venezuela estaba con el proceso, el caso de mi flia tienen 34 anos q se fueron, los otros caso de chavistas q hicieron con contratos muchos billetes y saben q la inseguridad los persigue, pero realizaron sus trabajos, osea no robaron, los otros q se han venido por la inseguridad, por cobardia, por proteccion hacia sus hijos etc, estos llegando ahora 3 años para aca, los otros enchufados corruptos q disfrutan del imperio q saben q algun momento la justicia del regimen le pasara factura o el hampa, para no hacerlo largo hay tipos de emigrantes y 3 so es lo q quiero decir aqui. Ahora bien personas como yo q paso todas las informaciones por las redes para q uds alla se informen, para q uds alla las lean a lo mejor no poniendolas en sus perfiles por seguridad se enteren, personas como yo q aunque tenga mi vida hecha afuera se preocupa por lo q secede alla y tengo mas de casi 3 mil contactos casi todos universitarios no pueden tacharlo de emigrante cobarde, yo cuando emigre no habia dictadura, pero si q jode pendejos, ignorantes q se fueron por el camino equivocado.

  8. Ya bien me dijo un venezolano amigo de Maracaibo (soy extranjero gracias a Dios) “Vas para USA? Ni si te ocurra acercarte/congeniarte -socializar- con un venezolano en USA, son todos unos parasitos, unas ratas de alcantarilla.” Leyendo todas las noticias de este blog, veo que es cierto. De verdad nuestra raza latina es maldita, tenemos una raza muy mala en muchos sentidos. La verdad la naturaleza debería liberar una plaga que solo ataque lo malo de cada país, sobre todo latinos, asiaticos, musulmanes, europeos orientales y africanos…

  9. Definitivamente la sociedad venezolana se acostumbro, a la migajas de este gobierno si se le pudiera llamar.. todo el que tenga la oportunidad de emigrar que lo haga, yo estoy también por emigrar y es triste que en este país, un celular valga más que una vida, la inflación por las nubes, colas por todos lados, y tengas que comprar comida por número de cedula es justo eso, y todo porque conformismo de esta sociedad, llevamos 15 años viviendo este infierno, y me parece que los que estudiamos y nos preparamos merecemos algo mejor que esto, no es por denigrar pero no es posible que un mototaxista gane más que un profesional, a duras penas le alcance para poder comer… muy bueno tu blog Rubén saludos

Los comentarios están cerrados.