Exposición de Motivos: Sobre las Críticas a la MUD y a Capriles

Miré con cierto asombro cómo uno de los artículos más rápidos y vagos que he puesto acá se convertía en el campeón de visitas indiscutible de este pequeño blog. Casi 80.000 visitas sólo durante el día de ayer, lo cual es mucho más de lo que podía esperarme y de lo que puedo manejar eficazmente.

Y la cantidad de comentarios ha sido igual de masiva. Mientras en Twitter consigo numerosos mensajes de aliento, en el foro del artículo predominan los mensajes adversos, muchos de ellos más adversos de lo que deberían ser, considerando el temple del artículo. La cantidad de comentarios es tal, que se me hace mejor responder a los más comunes a través de este otro artículo un tanto más largo, así aprovechamos y aclaramos algunos puntos para llevarnos mejor.

Estás defendiendo a la MUDa

No soy ningún dogmático de Aveledo, no soy ningún fanboy de Capriles, y quienes me conocen pueden dar fe de ello. Sin embargo, creo que debo contar quizá el punto de inflexión que me llevó a tener una postura más benevolente hacia ellos.

El 15 de Abril,  toda la oposición -incluyéndome- estaba eufórica con el anuncio de Capriles de desconocer el resultado gracias a las numerosas irregularidades de las que muchos fuimos testigos, y dado el estrecho margen. A partir del 15 de abril la oposición comenzó a movilizarse, y yo con ella. Esa noche nos fuimos a la plaza 11 de Abril -creo que así se llama-, ubicada enfrente de Rattan Plaza. Allí se encontraban numerosos opositores manifestando de la manera habitual. Cacerola en mano, pitos, consignas y pancartas, baile de tambores, entre otras manifestaciones habituales en las concentraciones de oposición.

DSC_1427

DSC_1392

DSC_1434

No le presté demasiada importancia a lo jovial del asunto, estaba eufórico y creía que, esta vez, la oposición no se iba a dejar robar. El miedo de Maduro se sentía, los oficialistas actuaban como si les diera pena reconocer por quién votaron -debería seguirles dando pena, a decir verdad-, y la oposición estaba en la calle. Quizá no con el humor requerido ni con las prioridades claras, pero lo estaba.

Al día siguiente, fuimos al CNE. Ya me habían informado que en la noche en la que estábamos en Rattan Plaza, los que fueron al CNE habían sido atacados por tupamaros, que fueron repelidos por los funcionarios de la Guardia Nacional -Sí, los de la Guardia- que resguardaban al CNE Regional. La manifestación fuerte iba a ser en este punto, aunque se oía también de una concentración en Rattan Plaza nuevamente.

DSC_1476

Importante acotar
Importante acotar
Por un largo rato, los efectivos ni siquiera portaron equipos antimotin. De hecho, la noche anterior llegaron a un acuerdo de no agresión con los estudiantes.
Por un largo rato, los efectivos ni siquiera portaron equipos antimotin. De hecho, la noche anterior llegaron a un acuerdo de no agresión con los estudiantes.

DSC_1622

DSC_1634

El grupo concentrado allí no dio mucho nuevo de qué hablar. Había indignación en un principio, una tarima de políticos regionales con un discurso convencional y el tracklist de la campaña de Capriles. Luego de retirados, la multitud se desplazo hacia la zona de seguridad impuesta por la Guardia.

Estudiantes encadenados… If I had a dime every single time

Unos estudiantes se encadenaron en la barra dispuesta por la GN, ya esas escenas las había visto antes, y conocía la contundencia de sus resultados.

Luego de eso, esperando el pronunciamiento de Capriles, cadena nacional. Maduro haciendo gala de su capacidad para hablar güevonadas incoherentes, digna de su antiguo oficio. La gente fue retirándose progresivamente, hasta que hubo que mantener cosas atravesadas en la avenida para que la calle siguiera “trancada”. El que se fue a la marcha para faltar al trabajo, el que se fue por la farándula, el que se llegó para sentir que había hecho algo por el país, ya estaba en su casita a las cuatro de la tarde. Sólo se quedaron los más comprometidos -que eran muy pocos, diría yo que unos treinta- y los que aprovecharon el descanso para beberse unas curdas en el bodegón que se encontraba abajo. Abrir la maleta, prender el sonido, una salsita, y bórralo. Allí quedó toda la indignación.

La multitudinaria manifestación de indignación, horas después del almuerzo

Y como yo no soy masoquista, me fui pal carajo también. El taxi en el que nos fuimos agarró por una avenida que nos llevaría, a juro, a Rattan Plaza. Un taxista no va a meterse por una ruta donde sabe que hay tranca, pero eso fue algo que pensé después.

Al pasar por el sitio en cuestión ¿Qué hay? Una veintena de tupamaros en motos, en la orilla de la carretera, asegurándose de que los opositores no se concentraran, y en efecto no se concentraron. El Gobierno nos tenía agarrados por las bolas de nuevo, y a tan sólo dos días del robo. Todo estaba excesivamente normal.

¿Qué conclusiones me quedaron de todo esto? Permítame enumerarlas.

  1. Las marchas de oposición son, para un grueso importante de su población, excusas para romper con la rutina y bailar un poco en público.
  2. Un par de motorizados es capaz de disolver una manifestación opositora (a menos que las autoridades intervengan, y esa no es la norma).
  3. Esto no iba a ningún lado. No hay todavía, por increíble que parezca, la indignación y el compromiso necesarios para forzar un cambio de régimen desde las calles.

Antes de sentirme traicionado por la MUD y por Capriles con su llamado a replegarse, me sentí traicionado por el venezolano. Antes de que Capriles mandara a recogerse, el opositor ya se estaba recogiendo, ya sea ante la amenaza de las fuerzas del Estado, o ante la presencia de los grupos de malandros que controla. No me lo contaron, lo vi de frente y lo confirmé luego con información de otros estados.

Que alguien venga a decirme, aún con este recuerdo fresquito, que en esos días la oposición estaba lo bastante motivada para sacarle el pecho al chavismo y derramar toda la sangre que muchos quieren hoy que se derrame, es algo que no puedo creer, de pana y todo.

Si parece que defiendo a la MUD, es porque me da igual lo que ella haga. A estas alturas del juego me parece irrelevante su accionar, y aunque cumpliera con los pedidos de los radicales, la cosa seguirá igual. Es una variable que no cambia nada en la ecuación a estas alturas del juego.

Que el 11 de Abril esto…

El 11 de Abril la oposición siguió a sus líderes hacia Miraflores. Se formó una manifestación multitudinaria que amenazaba con no irse a su casa hasta que el Gobierno cayera. Chávez encadena y comienzan los disparos, la marcha  se disipa mientras recoge a sus muertos. En la noche Chávez renuncia y los opositores, sedientos de venganza, trancan la pista de aterrizaje de La Carlota para prevenir el aterrizaje del avión cubano que se llevaría al por segunda vez cagado Hugo Chávez.

¿Qué sucedió después? Se montaron unos irresponsables que pensaban que el poder político lo es todo, y antes de garantizar condiciones mínimas de gobernabilidad empezaron a hacer sonar las alarmas de militares que, cagados también, devolvieron a Chávez a donde estaba. Ese día salió el chavismo a la calle, y encontró las calles vacías. No los recibió nadie, nadie estaba “defendiendo la Democracia”, todos estaban bien guardaditos, temerosos de lo que pudiera ocurrir. El chavista, quizá sin nada que perder, llegó a Miraflores a presionar por el retorno de su déspota favorito.

¿Cuáles fueron los resultados de esa única manifestación con resultados en todo el inventario de protestas que tiene la oposición en su haber? Con todos los medios privados a su favor, con generales y almirantes en sus filas, con militares a favor de un cambio, con oposición en el parlamento, con los poderes públicos bastante más limpios que los que tenemos hoy en día, y con una opinión nacional e internacional desfavorable para Chávez, pues la oposición perdió. Sí, perdió. Chávez recuperó el poder, la oposición fue señalada culpable de la masacre, y una serie de policías de la opositora Policía Metropolitana fueron acusados y condenados como los autores de la misma. Hoy, cada 13 de Abril, se celebra el día de la dignidad del pueblo y nosequeverga, y cada once del mismo mes, VTV nos ve la cara de pendejos. Y razón tienen en verla.

El que me diga que en los sucesos de Abril se demostró algo más que la tibieza opositora, que la incapacidad por llevarlo todo hasta las últimas consecuencias en pro de la causa democrática, está encerrado en una burbuja muy bonita, se quedó atrapado en el tiempo, en aquellos gloriosos días de Plaza Altamira .

No hay manifestaciones espontáneas

Hay algo de razón en esto. Las manifestaciones exitosas como las de Ucrania, las de Egipto y las de Siria y Libia tienen un trasfondo que no todos podemos ver, toda una estructura por debajo, nacida desde abajo, ideada para llegar hasta las ultimas consecuencias y derrocar al régimen o morir en el intento.

Pero siguen fallando los apologistas de la guerra (en twitter) al insistir en comparar a Venezuela con estos países. En primer lugar, la oposición en estos países se ha visto forzada a obrar en la clandestinidad (cosa que, que yo sepa, aún no hace la oposición venezolana, sea MUDa o indignada), la oposición en estos países se enfrenta con piedras y palos, con armas en el caso libio y sirio, contra las balas del gobierno (cosa que definitivamente ni hace ni está dispuesta a hacer la oposición venezolana), y la ubicación geográfica tampoco sea algo que favorezca: En América no acostumbramos a tener fusiles de asalto en nuestras casas. Sólo han podido armarse legítimamente quienes han mostrado un compromiso con la permanencia del Gobierno actual.

A esto se le suma algo doloroso: Las oposiciones de estos países no han estado ni un milímetro de lo cómodos que estamos nosotros. Ucrania aún tiene fresco el amargo recuerdo de los días soviéticos y del Holodomor causado por Stalin y su confiscación de tierras productivas. Egipto había sido sometido por la bota militar del mismo presidente, quien insistió en mantener un estado de excepción durante sus tres décadas de gobierno e ignoró las necesidades básicas de su gente -empleo, no cupos CADIVI-. Libia fue gobernada durante cuarenta años por un payaso amante de las extravagancias, que se adueñó sin reparos de toda la riqueza petrolera del territorio libio con un discurso incluso más irritante que el del Socialismo del siglo XXI, manteniendo a sus ciudadanos en la modestia de la provincia. Y la historia se repite, con patrones similares, en los demás países de la Primavera Árabe.

Así mismo, estas oposiciones tienen algo en común: Apoyo internacional real. Desde acuerdos diplomáticos en los casos más leves, hasta armamento e insumos militares en los casos de los déspotas más desmedidos. Si la oposición del 11A hubiera sido otra y se hubiera mantenido en la calle, luchando por lo que cree sin importar las balas del bando contrario, pudo haber usado este comodín. No lo hizo, y no lo va a tener a estas alturas, con una comunidad internacional contentísima con la presencia de un Presidente que les compra muchas cosas que acá ya no se producen.

Todas estas oposiciones han pasado trabajo de verdad. Todas estas oposiciones han sabido que no tienen mucho que perder, han sabido lo que se juegan al salir a la calle, han sabido que no los van a recibir con flores, y están dispuestos a responder antes de huir. Aquí en Venezuela, hasta el más comecandela tiene miedo de dejar a sus hijos, a su cuarto con aire acondicionado e internet, a su televisor con DirecTV y a sus viernes de whisky y curdas. Muchos de los belicosos del celular incluso habitan fuera de nuestras fronteras, lo que descarta su eventual participación en una eventual protesta seria.

Comparar a nuestra oposición con la de países que han soportado mucho más de sus gobernantes es propio de un narciso, por decir lo menos. Es triste, es lamentable, pero es así. Y la presencia del líder más belicoso no va a cambiar las cosas. Le pondría más sabor a todo, pero no más.

Por otro lado, me asusta bastante ver la sed de liderazgo en muchos opositores que insisten en no tomar las riendas de acciones propias para combatir al Gobierno. Esa misma sed de un lider que haga que todo el país tiemble ante su voz fue la misma que puso a Chávez en el poder, cuando muchos de los que hoy se manifiestan como radicales votaron sumamente esperanzados por un cambio, porque este país necesita mano dura, porque le debemos mucho a Chávez y a su golpe, etcétera (no es contigo, Patricia Poleo).

Si la oposición sigue así, nada evitará que el día de mañana alguien nefasto con el suficiente carisma utilice a la base opositora como medio para ascender al poder, y seguir perpetuando la espiral de autodestrucción en la que estamos, pero con camisas de otros colores.

MUD=PSUV

“Afirmaciones extraordinarias, requieren evidencias extraordinarias” – Carl Sagan

Navaja de Hanlon: “Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez”.

Y no recuerdo donde leí la siguiente afirmación que me dispongo a parafrasear: Mientras más grande es la conspiración, más difícil se hace ocultarla.

Señalar a los demás de conspiradores o vendidos sólo porque no hacen lo que nosotros queramos, es dogmático e infantil. Comprensible, pero deleznable. Igual que la postura de Capriles con respecto a la perfección del tiempo de su dios.

¿Y qué propones tú?

Nada. No propongo nada. Sólo me manifiesto en contra de una actitud que me parece atorrante y propia de aquel cliché de la viveza criolla que tanto daño nos ha hecho: Echarle la culpa a los demás de las taras propias.

Mi solución hacia Venezuela es que se termine de hundir en el abismo que ella misma eligió, ya sea por la acción de unos como por la inercia de nosotros. La vida es demasiado corta para vivirla en Venezuela, y no pienso sacrificar la mía en una causa que, como dije en aquel post, no vale la pena. Al menos para mi.

Y creo que para muchos también. Todos aquellos alzados en Florida están allá por algo. Si este país valiera la pena para ellos, considero yo que deberían estar acá luchando intensamente para recuperar el Gobierno y demostrar que Venezuela vale, y que en verdad lo único que lo ha podrido todo han sido sus gobernantes -y su oposición-.

Yo pienso que el problema va mucho más allá, y no soy nadie para corregirlo. He seguido el consejo comeflor de ser un buen ciudadano antes de exigirle a los demás que lo sean, y todavía tengo que calarme que un venezolano, chavista u opositor, se me colee en el semáforo por el hombrillo. He visto como muchos venezolanos, más opositores que chavistas, han emigrado masivamente a destinos en el extranjero, y se han llevado a su pedacito de país y de caos para lugares otrora ordenados y de convivencia armoniosa.

Mi tiempo en Venezuela se acaba, y ya no pienso asistir a ninguna bailoterapia disfrazada de protesta. Para mi, no vale la pena.

-o-

A grandes rasgos, el artículo en cuestión fue muy positivo para mi y para mi blog. Mi Twitter -satélite de mi FB, que es la red social que realmente uso- ganó una buena cantidad de seguidores, lo mismo con el WordPress. La cantidad de visitas me está haciendo considerar la posibilidad de monetizar el tráfico -un par de dolaritos de AdSense no caen nada mal en esta economía africana-, y como siempre los comentarios me enriquecieron bastante. Por otro lado, he perdido mucho tiempo prestándole atención a las reacciones, positivas y negativas, y eso para alguien que está preparando la defensa de su tesis, no es nada bueno.

En todo caso, acá respondo a las inquietudes más repetidas en el texto en cuestión, esperando explicar un poco mejor mi punto de vista. Pero siempre pueden seguir señalando a Capriles como el único culpable de la inercia opositora. Entiendo que es una explicación mucho más cómoda que asumir las falencias que tenemos como un colectivo de medio país que se opone al comunismo imbécil de unos guerrilleros frustrados.


12 thoughts on “Exposición de Motivos: Sobre las Críticas a la MUD y a Capriles

  1. Prepárate para la tormenta de arena, bro😛

    Idem. Igual estuve en la calle el 14 reclamando por auditorías justas, y yo en medio de la marcha oyendo a gente decir que si “nos vamos a Caracas a caernos a coyazos contra esos malditos ladrones”.

    Capriles hizo bien en desactivar esa bomba de tiempo, más si consideramos lo fata de escrúpulos del gobierno chavista (esa cosa que insisten en llamar “Dirección Político-Militar de la Revoución “Bolivariana”) y con lo chingos que están la cuerda de locos y progres totalitarios del Frente Francisco de Miranda y del PSUV para prender el verguero creando otro “11 de Abril” o una “Playa Girón” y justificar la represión y la dictadura ante el mundo (porque eso sí les importa, el quedar bien ante el mundo), tipo Rebelión en la Granja o 1984.

    Estamos en una bonita trampa, o nos joden lento o nos joden rapidito y adiós luz que te apagaste :)))))))

  2. Ahora, de que haya gente loca que quiere quemar todo y gente que solo va a las marchas para bucearse culos y tomarse fotos pues, verga, normal. La habitual diversidad, y en parte hay que aceptar que existe… Eso tampoco quiere decir que las marchas son solo para tomarse fotos; mucho menos cuando estamos hablando de cosas que afectan nuestra vida cotidiana o la esencia del sistema político democrático y republicano.

    Si a esta clase de manifiestaciones medio folklóricas con curdas y demás le llaman “calle” pues: Gloria sea al amado líder de la República Bolivariana-Chavista de Venezuela, Sieg Chabe!

    Y eso que muchos tuvimos un estresor bastante fuerte para hacernos salir a la calle (un probable fraude electoral). ¿Que será lo que haga que este cuerpo ciudadano se reúna, articule intereses de manera más o menos eficaz, y se dirija de una a protestar efectivamente -es decir, que haga que el Gobierno cambie su parecer-? ¿Hambruna, Peste, un nuevo disco de Roque?

    Si la “calle” que quieren entender muchos es una vaina a lo Ucrania o a lo Libia, recuerden(recordemos) las consecuencias: Tiros, muertos, torturas con electricidad y golpizas (como a los chamos de Barquisimeto el mismo 15A), tupamaros y facha-progres en motos disparando a la gente, amenazas de guerra civil (o masacre, porque yo no tengo armas, y para la guerra hacen falta dos bandos armados) y, obvio, estos comunistas acuartelados en Fuerte Tiuna y Miraflores listos para aplicar (inconstitucionalmente) el Plan Ávila porque yo lo valgo.

  3. Y con esto termino… Para que una rebelión efectivamente funcione, un pez gordo de los de adentro del régimen tiene que claudicar y unirse al bando rebede. Eso por lo general desmorona toda la estructura, tal y como pasó con e 11A. http://daniel-venezuela.blogspot.com/2013/09/can-maduro-last-long.html

    Si no hay eso, y hay unidad-unidad-unidad-unidad (generalmente si las “familias del gobierno” tienen mucho que perder si pierden el poder) pues😦

  4. Los regímenes de fuerza no han caído solo por las fortalezas de la oposición si no también por las “traiciones” de los oficialistas. Así ha sucedido en todas las transiciones: Transición española. 23 de Enero 1958 en Venezuela. Pinochet en 1989. Sudáfrica (a partir de 1986). La URSS con Gorbachev. Etc. Etc. Es decir, un sector del régimen oprobioso se une a la oposición y se cae el régimen. Inclusive a veces hasta el jefazo del régimen ayuda a disolverlo para sobrevivir en el nuevo sistema. Eso es lo que los comecandelas ignoran. Si la oposición es un aquelarre de discordias y división, el PSUV también lo es y mucho mas debido a la ansiedad por mantener el control del Estado. El régimen se mantiene mientras se mantenga la comunidad de intereses mafiosos entre los diferentes grupos del chavismo. Una oposición organizada, fuerte y que sepa negociar con algunos de esos grupos puede ayudar a fomentar la división y el debilitamiento del sistema al sumarlos. Eso es lo que hace en todas las transiciones políticas.

  5. JAJAJAJAJAJAJA….. no se porque pierdo mi tiempo leyendo estas babosadas de ultra derecha, por lo menos me hace reir….

    “medio país que se opone al comunismo imbécil de unos guerrilleros frustrados.”

    Meando fuera del perol, “Medio país!!!!’, sigan creyendo, se van a volver creyones….

    Por otro lado mi pana, deberías leer un poquito mas, para que no quedes tan mal en tus comentarios, por lo menos busca y entiende que es comunismo y socialismo del siglo XXI, para que no caigas en la ignorancia que tanto detestas de los chavistas o “chaburros”?? (es así que les dicen no??)

    Te dejo los enlaces….
    http://es.wikipedia.org/wiki/Comunismo

    http://es.wikipedia.org/wiki/Socialismo_del_siglo_xxi

    Comunismo!!!! jajajaja, que chistoso, no sabe lo que dice, parece que está citando a MaryCori

    1. Ah ok, así que el CNE dice que el 48% de los votantes vota contra Maduro, y no es medio país según este caballero. Entiendo…

      Pero soy yo el que me equivoco por negarme a emplear el eufemismo “socialismo del siglo XXI” con una gente a la que se le mojan las pantaletas con Fidel Castro.

      “Ultra derecha”. “Por otro lado mi pana, deberías leer un poquito mas, para que no quedes tan mal en tus comentarios, por lo menos busca y entiende que es” la derecha y la ultraderecha, y después vienes a pretender no hacer el ridículo.

    2. Mijo, no sé. Pero si el apoyar un Estado Social, medidas de acción positiva, libre mercado más anti monopolio, matrimonio gay, derecho a interrumpir el embarazo, leyes de dependencia, pensiones, salud y educación pública me hace ser de “ultra-derecha” pues… Sí. Soy de “ultra-derecha”.

      Soy parte de ese 49% (allí va lo de medio país) que se opuso el 14A (con los votos y sin armas) a su “de vainita” Presidente “Constitucional” por la gracia del Comandante Supremo Maestro Pokemón Nivel Mega Super Sayayin Eterno.😛

      Saludos a tu galaxia, progre reaccionario.

      p.d.: Yo no sé, pero eso de tener colectivos armados y bandas que si Tupamaros y demás idiotas con armas y en motos jurando defender la “revolución” matando a la gente que se oponga a ella, se me parece más a la ultra-derecha de orígen fascista como Amanecer Dorado que al socialismo democrático. Diviértete: http://es.wikipedia.org/wiki/Sturmabteilung

    3. La mejor respuesta es señalando lo evidente:

      1) “Socialismo del Siglo XXI” es un eufemismo. Lo que eso quiere decir es que, en la práctica, vives al comunismo. Dólares limitados, ideologización, sacrificios por el socialismo… mira, si tú entras a Aporrea, hay un gran banner del gobierno que dice “PON EL EJEMPLO: Compra sólo lo que necesites”. ESO es, en síntesis, el comunismo: asignarle a cada quien lo que necesite y ni un poquito más. Las cosas a cada quien “De acuerdo a sus necesidades”.

      2) Tampoco sabes qué es la “Extrema Derecha”; La extrema-derecha se caracteriza por tener políticas conservadoras, en incluyen al chovinismo, al no reconocimiento de derechos civiles para homosexuales, la xenofobia (el antisemitismo, por ejemplo) y políticas sociales estrictas, con muchas regulaciones (como regular, por ejemplo, las transmisiones de televisión). Revisa tus fuentes, te estás dejando en vergüenza.

      3) Eso de “la mitad del país” es de acuerdo a resultados oficiales, del CNE. Puedes buscarlo cuando quieras.

      4) Escribe bien. No hay nada más patético que una persona que cataloga a otro de “ignorante” y ni siquiera puede escribir bien en su lengua materna.

Los comentarios están cerrados.